lunes, 17 de junio de 2013

Kanelbullar (Rollos de Canela Escandinavos)

Bueno ya estoy empaquetando las últimas cosas, y es que ya no me queda nada...  El martes me pasaré el día volando Estocolmo-París, París-Valencia... Cómo voy a echar de menos todo esto... Pero bueno se cierra un capítulo de mi vida y se abre otro nuevo lleno de planes e ideas, también de incertidumbres.


Estos bollitos de canela me han acompañado durante todo mi Erasmus, en Suecia los encuentras en todas partes, en todas las cafeterías, en todos las pastelerías, en todos los SevenEleven y Pressbyran (son lo más parecido a un kiosko aquí pero con de todo..). Es es bollo por excelencia en la zona, a todas horas, y sobre todo con el café o té. Así que me parece la entrada perfecta para despedir Suecia ya que es la última que escribiré desde aquí.


Además la receta es auténtica escandinava ya que me la pasó una compañera de clase que es finlandesa, y para una cena de clase en la que preparábamos cada uno algo típico de nuestro país pues preparó ella misma los "Kanelbullar" para la cena, y estaban muy buenos, así que me propuse que antes de volverme tenía que probar yo misma a prepararlos y el resultado fue genial!

Kanelbullar 
(salen unos 30-35 rollos de canela de buen tamaño)


Ingredientes para la masa:
5dl leche
50g levadura fresca
200g azúcar
2 cucharaditas de cardamomo
1 huevo L
200g mantequilla
1kg harina

Para el relleno:
Mantequilla
Azúcar
Canela

Para pintar:
1 huevo
azúcar en granos gordos (aquí en Suecia es muy típico este tipo de azúcar)

Opcional: cápsulas de cupcakes o muffins (ayuda a que el rollo se quede más cerrado y es menos pringoso luego a la hora de comer)

Preparación:
Calentar en el microondas a temperatura media la leche 45 segundos. Disolver la levadura en la leche.


Añadir a la leche el azúcar, la sal, el cardamomo y el huevo y mezclar todo junto.


Añadir a la mezcla la mitad de la harina y mezclar bien.


Incorporar la mantequilla y mezclar.


Añadir poco a poco el resto de harina, amasando bien, hasta que la masa no se pegue a los dedos.



Cubrir el bol con un trapo y dejar reposar la masa durante media hora.


Mezclar la mantequilla del relleno con el azúcar y la canela.


Pasada la media hora sacamos la masa y la dividimos en tres partes.


Ponemos un poco de harina en una superficie limpia y extendemos la masa en forma rectangular con un rodillo de no más de 1cm de grosor (yo la cubrí con papel de horno para que no se pegara al rodillo y para que no se quedara la masa marcada del rodillo) Podemos luego con una regla cortar los lado para que quede más rectangular y perfecto.


Con una espátula o cuchara repartimos la tercera parte del relleno por la masa de forma uniforme.



Enrollamos la masa por uno de los lados.


Cortamos pedazos del rollo en forma triangular-trapezoide (tienen que salir por lo menos 10 de cada rollo).


Colocamos las piezas sobre una bandeja de horno con papel de horno o sobre cápsulas grandes de cupcake o muffin.
Batimos un huevo y pintamos los kanelbullar con él. Expolvoreamos por encima granos de azúcar.



Hornear a 225º a altura media del horno durante 10-15 minutos, hasta que empiecen a dorarse.
Dejar enfriar en unas rejillas y disfrutar.


Buenísimos! Son un vicio total....


Con los papelitos de cucpakes quedan muy monos...



Y esta fue la última cena que tuvimos el grupo de españoles en Estocolmo, muchas despedidas esta semana pasada... Cada uno preparó algo, yo me encargué del postre como no... Tarta de limón y merengue.


Petites Sucreries

lunes, 10 de junio de 2013

Tarta de Fresas con Nata y Lemon Curd

Otra despedida más, pero esta muy especial porque ha sido uno de mis mejores amigos en el Erasmus. José, gracias por estar ahí en mis buenos y malos momentos (cuanto has tenido que aguantar...jaja), por escucharme y aconsejarme, por acompañarme a todas partes y por llevarme a todas las cafeterías y pastelerías de Estocolmo a probar todos los dulces posibles y las librerías a mirar libros de cocina y de arquelogía ;) Por todo eso te dedico esta entrada, gracias por estar ahí, espero que sigamos siendo amigos siempre :)


La tarta me ayudó él a prepararla para comérnosla durante esta última semana. La receta es del libro "Lomelinos Tartor", un libro precioso de Layer Cakes que tiene unas tartas impresionantes, el único problema es que está en sueco... (entre mi sueco superbásico, el de medianosuceo de José y el traductor del móvil nos apañamos bien...).

El resultado fue una tarta impresionante, bastante ligera y fresca por la fruta y nata, y deliciosa. Lo más importante que la disfruté con alguien que ha sido para  mi tan importante este último año..


Tarta de Fresas con Nata y Lemon Curd



Ingredientes para el Bizcocho de Fresas (dos planchas de 18cm de diámetro):
4 huevos
330g azúcar
210g harina
2 1/2 cucharaditas levadura
60g fresas
50ml agua


Preparación:
Precalentar horno a 175C. Engrasar molde 17-20cm diámetro.
Batir los huevos y el azúcar hasta muy pálidos y suaves, aproximadamente 5-7 minutos.


Mezclar la harina y el polvo de hornear en un bol aparte.


Triturar o machar la fresas. Añadir el puré y el agua en una cacerola y calentar hasta que esté caliente y tengamos una mezcla homogénea de fresas.




Tamizar la harina en la mezcla de huevo en dos tandas.


Añadir el puré de fresas  en la tanda del medio y mezclar con cuidado hasta que la mezcla se junte.


Hornear en dos tandas o dos moldes del mismo diámetro. Vierta la mitad mezcla en el molde y hornear durante unos 40 minutos (o hasta que un palillo salga limpio)



Saque del molde, gire al revés y dejar enfriar completamente antes de partir y de rellenarlo.


Relleno:
Mitad de esta receta de Lemon Curd (o podéis comprar ya preparado)
1/4 parte de la receta de almibar de limón
Fresas lavadas y cortadas en cuartos
6dl nata de montar
2 cucharadas colmadas de nata

Preparación:
Montar la nata con el azúcar.


Agregar una cucharada de Lemon Curd a la nata montada y mezclar.


Cortar los picos que sobren al bizcocho y partirlos por la mitad.


Repartir el almíbar por los bizcochos.


Esparcir una capa de Lemon Curd.


Colocar las fresas cortadas por toda la tarta.



Cubrir las fresas con una buena capa de la nata montada.


Repetir operación con todas las capas.


Cubrir la tarta con la nata y decorar con fresas. Conservar en la nevera.




Muy fresquita y apetecible en estos días soleados ya veraniegos ;)

Y el corte genial con las fresas por dentro.... :P




Petites Sucreries

 
SITE DESIGN BY DESIGNER BLOGS